Problemas laborales cotidianos que la IA ayuda a resolver

Escrito por: Comunicaciones Moveapps

Es difícil entender todas las cosas que harán las aplicaciones de IA algún día. Entonces, más bien, enfóquese en cómo puede mejorar su vida ahora.

Como todos escuchamos constantemente, la inteligencia artificial (IA) está a punto de cambiar todo para siempre; reemplazará a los trabajadores, creará nuevos medicamentos, tal vez destruirá el mundo.

Sin embargo, por el momento, estoy más entusiasmada con las formas en que la IA ya puede resolver los molestos problemas cotidianos que fastidian mi vida laboral.

joven con audífonos sentado frente a un computador.

 

Puedo obtener ayuda si me distraigo durante una reunión, si necesito escribir una nota diplomática a un colega irritante o necesito una ayuda técnica lo antes posible. Estos no son exactamente los problemas mundialmente estremecedores que la IA promete resolver, pero son los tipos de cosas que nos frustran constantemente.

 

 

A continuación, siete de los problemas más importantes que los instrumentos de IA ya han resuelto para mí.

1.-Perdí el hilo de una reunión

A veces el sonido de un mensaje entrante o el tedio de videollamadas consecutivas hacen que pierda de vista lo que está sucediendo en una reunión. Ahí es cuando un asistente de reuniones de IA viene muy bien. Estos instrumentos transcriben, resumen y organizan lo que sucede en una sesión así es que obtiene una prolija síntesis con las medidas en seguida. Algunos asistentes (como la transcripción incorporada en Zoom y Teams, o la aplicación adicional de Otter.ai) incluso transcriben en tiempo real, así es que puede retroceder rápidamente en la conversación.

2.-El correo electrónico me tiene abrumada

La labor de manejar el correo electrónico se ha vuelto considerablemente más fácil gracias a una nueva generación de clientes de ‘email’ que utiliza IA para clasificar el flujo entrante y facilitar la labor de responder. Los programas de correo electrónico equipados con IA como Superhuman y Shortwave pueden analizar el contenido de sus mensajes y seguir con atención a los diferentes remitentes, lo que les permite organizar su bandeja de entrada por tipo de mensaje y prioridad (por lo tanto, todos sus boletines de ventas quedan agrupados, por ejemplo, y no llenan en forma desordenada su bandeja de entrada principal). Los programas también pueden redactar respuestas a mensajes.

El hecho de utilizar un cliente de correo electrónico equipado con IA mantiene mi bandeja de entrada primaria solo para los mensajes más importantes, así es que no quedo a la zaga ni abrumada; veo todo lo demás (mis boletines y mi “otro” montón) cuando tengo tiempo.

3.-Tengo que lidiar con un colega molesto

A veces estoy tan enojada con un colega que no coopera, que es discutidor o condescendiente que no puedo resistirme a escribir un correo electrónico muy incisivo y hostil. Acostumbraba darme un tiempo de reflexión de 24 horas antes de enviar esos mensajes preliminares, y luego dárselos a mi esposo para que los revisara y editara. Ahora, le doy esa misma labor a una IA.

Si le digo a la IA algo como, “Por favor, escriba nuevamente esta respuesta de correo electrónico de modo que sea constructiva y cordial, en vez de hostil”, obtengo una nueva perspectiva sobre cómo reestructurar mis réplicas concisas. Así es cómo aprendí a decir, “Durante las últimas semanas, alinearse directamente fue un desafío”, en vez de, “Es súper frustrante que no me pudiera dedicar un tiempo”. Aún tengo la satisfacción emocional de ser tan directa como quiero, pero la IA suaviza mis bordes afilados y convierte la redacción en un mensaje que puede conseguir realmente el resultado que quiero.

4.-Necesito ayuda técnica

Rara vez pasa un día sin que necesite algún tipo de soporte técnico, como aprender el modo de utilizar una nueva aplicación o solucionar fallas con una plataforma de videoconferencia. Pero detesto ver videos de cómo hacerlo, y no siempre tengo tiempo para leer un manual en línea o llamar a un fabricante. Ahora simplemente le pregunto a Perplexity o a ChatGPT cómo resolver mi problema. De esa forma obtengo instrucciones paso por paso que están hechas a la medida de mi nivel particular de experiencia, y puedo hacer preguntas que me aclaren el panorama si me confundo o mis pasos iniciales no funcionaron.

5.-No entiendo el tema

Si necesito leer sobre un tema académico o técnico que es totalmente nuevo para mí, a menudo pido a una IA para propósitos generales (como Claude, Perplexity o ChatGPT) que me proporcione un amplio resumen del campo, o utilizo un instrumento de investigación académica equipado con IA como SciTE para que me proporcione un resumen de los principales conocimientos en el campo. Pero eso es solo un punto de partida, porque las IA a menudo basan sus resúmenes en un subconjunto singular de la literatura académica, o abiertamente inventan cosas. Una vez que tengo mis apoyos, selecciono algunos artículos creíbles (unos con muchas citas, o que han sido recomendados por expertos) y hago que una IA los resuma y aclare cualquier punto que no entienda.

6.-Detesto hacer un trabajo tedioso

Aún no encuentro un trabajo que no involucre cierta cantidad de labor tediosa; ya sea que se trate de facturación, corrección de prueba, limpieza de datos u organización de archivos. Ahora entrego casi todas mis tareas aburridas y molestas a una IA. Por ejemplo, tengo un proveedor que me entrega facturas en una forma que mi sistema contable no acepta; en vez de volver a hacer esas facturas a mano (o pedirle a mi proveedor no tecnológico que las arregle), utilizo la IA para que haga el trabajo por mí.

Se necesitaron cinco minutos para crear la instrucción que hace el trabajo: “Usted es un agente de cobranza para un proveedor. Su papel principal es tomar las notas de cobranza preliminares y organizarlas en una tabla estructurada. La tabla debería tener columnas para fecha, período de tiempo y horas trabajadas, con una hilera por día. Su objetivo es proporcionar información de cobranza clara y precisa, asegurando que todos los detalles estén organizados con esmero y se entiendan fácilmente”.

Una vez que tengo esa instrucción, puedo utilizarla una y otra vez. Ahora todo lo que hago es pegar la factura más reciente de mi proveedor después de esa instrucción y obtener una tabla que puedo ponerla en Excel y enviarla a mi aplicación de contabilidad.

7.-Necesito más ejemplos

Cuando estoy trabajando en un artículo, presentación o informe, a menudo me quedo atascada buscando el ejemplo correcto para completarlo; lo que puede significar buscar por horas en internet o pedir a amigos y colegas que compartan sus propios ejemplos y experiencias. Pero ahora simplemente le pido a una IA habilitada para la web como Perplexity algo como “cinco ejemplos de empresas manufactureras que han adoptado el trabajo híbrido”. O le pido a un par de IA diferentes que me ayuden a pensar en más ejemplos para un trabajo en marcha; como proporcionar a Claude y ChatGPT un borrador de los primeros seis problemas en este artículo, y pedirles que sugieran más problemas que la IA podría resolver.

Ilustración que muestra un joven presentando en el trabajo.

Cuando hice eso, las IA me entregaron una lista que me recordó muchas otras formas en que la IA ha eliminado grandes puntos sensibles de mi vida laboral. “Encontrar información pertinente en un mar de datos”: Sí, a menudo subo hojas de cálculo a las IA y les pido que me ayuden a reorganizar o sacar a la luz patrones. “Intensificar el intercambio de ideas creativo”: Es verdad, la IA ha eliminado el cuello de botella de necesitar una caja de resonancia para mis nuevas ideas, porque ahora siempre puedo recurrir a una IA como mi caja de resonancia virtual. “Mejorar la administración de redes sociales”: Igual como sugirió ChatGPT, he utilizado la IA para analizar el desempeño de las publicaciones en línea y deducir los mejores ganchos y títulos para actualizaciones futuras.

La lista seguía y seguía, en una bella ilustración de lo que hace que las soluciones de IA sean tan potentes: la IA puede no solo abordar nuestros puntos sensibles laborales, sino que también conserva un recuerdo de todo lo que ha resuelto, mucho tiempo después de que mi memoria humana olvida cómo era trabajar de otra forma.

 

Fuente: The Wall Street Journal



Publicado originalmente el 18 de junio de 2024, modificado 18 de junio de 2024